Falla de Baza

Entre las localidades de Zújar y Baza, en el Geoparque de Granada puede contemplarse una falla geológica que se ha convertido en punto de interés dentro de este espacio. Se trata de una falla normal de unos 37 km de longitud. En el paraje del Barranco Gallego, en las faldas del cerro Jabalcón se pueden ver con claridad los colores rojo y blanco del terreno que nos permite diferenciar los diferentes materiales de los que esta formada.

Badlands de Galera y Castillejar

Entre las localidades de Galera y Castillejar (Geoparque de Granada) se pueden observar muchas colinas con una morfología singular, ya que son de afiladas aristas y con formas muy peculiares debido a dos factores principalmente: el clima árido y la composición del suelo, preferentemente rocas sedimentarias poco resistentes a la erosión y que suelen contener mucha arcilla. Es un conjunto extraordinario paisajísticamente hablando, debido a que la escasa vegetación deja al descubierto un relieve de curiosas formas.

Discordancia angular de Gorafe

En el Geoparque de Granada, entre la localidad de Gorafe y los Baños de Alicún de las Torres, puede divisarse junto a la carretera una discordancia angular (termino geológico que describe una discontinuidad estratigráfica en la que no hay paralelismo entre los materiales infra y suprayacentes). Es un excelente ejemplo de cómo el paisaje, controlado por la geología, permite la interpretación de la historia de la Tierra.

Acequia del Toril

En el Geoparque de Granada, cerca de la localidad de Villanueva de las Torres, en el paraje de los “Baños de Alicún” se ha formado una muralla caliza a lo largo del tiempo por la precipitación y la sedimentación de las sales del agua que circula con fuerza en estos parajes. Lo que en su día fue una simple acequia a nivel del suelo hoy tiene en sus distintos trayectos  alturas que superan los quince metros en una longitud aproximada de un kilómetro. Esta formación está valorada como insólita en el mundo.

Barranco de los Coloraos

Uno de los escenarios más fascinantes que he visitado del Geoparque de Granada es el “Barranco de los Coloraos“, situado entre las localidades de Villanueva de las Torres y Gorafe. Cuando lo visité por primera vez, aun no era capaz de percibir la relevancia de este paisaje erosionado y semidesértico que parecía ser una copia a pequeña escala del gran Cañón del Colorado de los EEUU. Las grandes cárcavas, de aspecto amurallado, se tornan de un color rojizo debido a la naturaleza arcillosa de los estratos al atardecer, dotando al paisaje de un encanto especial.