Los tajos de Alhama

El monumento natural de los Tajos de Alhama está situado junto a la localidad del mismo nombre, en la comarca del Poniente granadino. Se trata de un desfiladero de grandes proporciones, con tajos de arenisca calcárea de más de ochenta metros de altura,  que en otoño adquiere un gran cromatismo gracias a las alamedas que lo recorren. Sus paredes verticales albergan una rica flora rupícola y son refugio de algunas aves rapaces. Las vistas panorámicas desde el mirador que hay situado en lo alto de los Tajos son espectaculares ya que permiten una vista aérea de toda la hoz del río Alhama, que se forma desde la presa del río hasta el balneario de  localidad de Alhama de Granada.

Paisajes de silencio

Uno de los espacios naturales que más me han llamado la atención es el Geoparque de Granada. Se trata de un lugar semidesértico, donde abundan las cárcavas, ramblas y barrancos típicos de los llamados badlands (término que en inglés significa tierra mala o baldía). Sobre todo me ha impactado el silencio que puede percibirse en el interior de estos parajes. Da la sensación de volver a un lugar salvaje que aún no ha sido descubierto. En la imagen adjunta puede verse un atardecer en el desierto de Gorafe.

La Cueva del Agua (Prado Negro)

La Cueva del Agua de Prado Negro esta situada en el Tajo del Jinestral (Sierra Arana, Granada). Es una cavidad situada a 1.800 metros de altura. Su nombre se debe a que el núcleo urbano más cercano es la pedanía de Prado Negro, aunque la cueva pertenece al término municipal de Iznalloz. Tiene un desarrollo de 1.065 metros, constituyendo una de las cuevas de mayor recorrido de Andalucía. En su interior he podido observar espeleotemas (estalactitas, estalagmitas, columnas, banderas, etc), aunque esta muy deteriorada por la presencia humana. En la fotografía pueden verse los pinares del Sotillo desde una de las bocas de acceso (año 2.002)

Sima de los Terrones

Los paisajes subterráneos son fascinantes, como pude comprobar en la sima de los Terrones (GL-50), una cavidad situada a 2 kilómetros de Calahonda (Granada). Su desarrollo horizontal es de 452 metros y tiene una profundidad de -77 m. Es una cavidad rica en estalagmitas y estalactitas, así como en excéntricas provocadas por la acción de las corrientes de aire. La más popular es una llamada «El Cangrejo» que pude fotografiarla en una de las visitas con el grupo espeleológico Ilíberis en el año 1.998.

Tajo de los Vados

Hay parajes cercanos a la costa de Granada que merecen una visita como, por ejemplo, los llamados «Tajos de los Vados» en referencia  al desfiladero que forma el río Guadalfeo a la altura de la localidad de Vélez de Benaudalla. Aquí el río está regulado por el embalse de Rules situado a poca distancia de los Vados. Se trata de una zona de grandes paredes de roca vertical, de naturaleza calizo-dolomítica, que han sido formadas por la erosión del río a lo largo de los últimos millones de años. Otras zonas cercanas a la costa que merecen una visita son los pinares de la cala de Catarrijan y la Reserva Natural Concertada Charca de Suarez.

La Peña de los Gitanos

Es un paraje rocoso, situado cerca de la localidad de Montefrío. Su principal atractivo es que reúne una serie de espectaculares tajos de arenisca calcárea y cárcavas donde  la erosión ha ido labrando con el paso del tiempo formaciones naturales en la roca muy singulares. Destacan entre estas formaciones una muy peculiar llamada «la maceta» que recuerda a otras de la famosa ciudad encantada de Cuenca.

El lapiáz de Sierra Gorda

Su singularidad se debe al hecho de estar horadada por multitud de dolinas, la zona alta de la ambas sierras forman un karst de grandes dimensiones. Es de destacar que el paisaje esta horadado de torcas, dolinas y sobre todo del Lapiaz. Todas estas formas geomorfológicas son debidas a la rápida disolución de la roca caliza por el agua de lluvia. La altitud de este paraje alcanza los 1.750 metros de altitud siendo frecuentes los días de nieve en invierno, así como el fuerte viento que ha dado lugar a la implantación de una red de aerogeneradores que se han instalado por doquier en este magnífico enclave natural.

La Cueva de Malalmuerzo

Esta cavidad esta ubicada en Moclín, en la comarca de los Montes Orientales, en la provincia de Granada. Hace unos años pude visitarla en varias ocasiones. Es una cueva básicamente horizontal, que cuenta con varias salas repletas de estalactitas y estalagmitas de gran belleza. Parece ser que la cueva se habitó en el Neolítico y el paleolítico, habiéndose encontrado en ella restos y huellas de estas ocupaciones, por lo que actualmente está restringida su visita. Espero poder visitarla alguna vez más en el futuro. La fotografía pertenece a una de las visitas realizada por el grupo espeleológico Ilíberis en el año 1998.

Falla de Baza

Entre las localidades de Zújar y Baza, en el Geoparque de Granada puede contemplarse una falla geológica que se ha convertido en punto de interés dentro de este espacio. Se trata de una falla normal de unos 37 km de longitud. En el paraje del Barranco Gallego, en las faldas del cerro Jabalcón se pueden ver con claridad los colores rojo y blanco del terreno que nos permite diferenciar los diferentes materiales de los que esta formada.

Barranco del Agua

Junto a la localidad de Galera, al norte de la provincia de Granada, se sitúa este magnífico paraje. Hay un sendero señalizado que comienza al pie del poblado argárico denominado «Castellón Alto» donde un panel informativo nos indica que hay una elevada proporción de yesos en el paraje y además contiene un pequeño manantial que da lugar al barranco y que antiguamente se utilizó para labores agrícolas. Un lugar de extraña belleza, donde reina un silencio poco frecuente y en el que parece haberse detenido el tiempo.