Nieve otoñal

Pisar a primera hora de la mañana la primera capa de nieve que ha dejado una borrasca otoñal es una experiencia agradable. Cuando el rojo de las hojas de los arces y cerezos silvestres aún protagonizan el paisaje, llega la nieve para advertir que el invierno está cerca. Son contrastes de una estación de tiempo variable que me permitió respirar un aire limpio y puro en este valle cercano a la localidad de Lúgros (Granada) conocido como El Camarate.

Los tajos de Alhama

El monumento natural de los Tajos de Alhama está situado junto a la localidad del mismo nombre, en la comarca del Poniente granadino. Se trata de un desfiladero de grandes proporciones, con tajos de arenisca calcárea de más de ochenta metros de altura,  que en otoño adquiere un gran cromatismo gracias a las alamedas que lo recorren. Sus paredes verticales albergan una rica flora rupícola y son refugio de algunas aves rapaces. Las vistas panorámicas desde el mirador que hay situado en lo alto de los Tajos son espectaculares ya que permiten una vista aérea de toda la hoz del río Alhama, que se forma desde la presa del río hasta el balneario de  localidad de Alhama de Granada.

Alamos centenarios

El bosque de álamos centenarios es un paraje situado en la Sierra de Baza, donde cada otoño estos estilizados árboles parecen querer tocar el cielo. Este lugar es como un santuario natural, por su aislamiento y el porte de sus álamos negros y temblones. Durante la visita se me echó pronto la noche dándome la ocasión de disfrutar del cambio de temperatura, del olor a tierra húmeda cubierta de hojas y de los cielos estrellados de este territorio.

Robledal de Cáñar

Entre las localidades de Soportujar y Cáñar, se sitúa el área recreativa de Puente palo. Este paraje nos ofrece uno de los bosques más exquisitos de la Alpujarra granadina, se trata de un lugar donde se mezclan los pinares de repoblación (Pinus sylvestris) con los robles melojos centenarios (Quercus pirenaica) y los encinares de altura (Quercus rotundifolia), constituyendo un bosque de gran frondosidad y elevado valor ecológico por su buen estado de conservación.

Flora del PN Sierra de Baza

El PN Sierra de Baza (Granada) posee una variada flora. En las diferentes visitas que he realizado a este espacio natural me ha llamado la atención la variedad de especies botánicas, desde orquídeas silvestres, flora rupícola y flora asociada a los diferentes ecosistemas del Parque, algunas de carácter endémico, proporcionan un valor botánico y visual muy elevado.

Flora del PN Sierra de Castril

El PN Sierra de Castril posee una rica y variada flora. Debido a su naturaleza caliza y a sus cumbres escarpadas abundan las especies rupícolas. Destacan sus frondosos bosques de pinares que en muchos lugares se aferran a paredes verticales. En los valles abundan los álamos, fresnos y mimbres. Hay un bosque singular de almeces en el barranco de Túnez y un árbol que se ha declarado singular: el tejo del Barranco de la Osa. En las cumbres de Sierra Seca y en cerros como el Pico del Buitre pueden verse bastantes ejemplares de pinos «Bandera» que dan una idea de la dirección de los vientos en estos parajes.

Flora del PN Sierras de Alhama, Tejeda y Almijara

En las ocasiones en las que he podido visitar el Parque natural de las Sierras de Alhama, Tejeda y Almijara he observado varias especies botánicas de gran interés, como las orquídeas silvestres, que en este paraje aparecen desde el mes de marzo y que representan uno de los valores más notables de este territorio. Por supuesto que el Tejo es uno de los árboles más significativos de la Sierra de Alhama, pero además de éste pueden verse otras especies bien adaptadas a la climatología de esta zona. También son de destacar otras especies de flora rupícola y adaptada a la altitud de sus cumbres.

Bosques de la Sierra de Baza

Si hay algo que me llama la atención del Parque Natural Sierra de Baza son sus bosques. Hay representados varios tipos: alamedas, pinares encinares y mixto mediterráneo. Los pinos silvestres que hay en el paraje de los Prados del Rey crecen sobre pastizales húmedos de alta montaña que se desarrollan  a dos mil metros de altitud. Además de este lugar me ha parecido maravilloso el llamado «Bosque de álamos centenarios» un lugar que en otoño se llena de color por estar formado por un bosque en galería de álamos negros y temblones. Me parece un espacio que sorprende por tener también pequeños bosques y arboledas singulares, como el pino de la Señora, un pino salgareño con una edad estimada en más de 300 años.

Bosques de PN Sierra de Huetor

En el PN Sierra de Huetor (Granada) se suceden montañas de naturaleza caliza sobre las que emergen bosques de encinas, algo más recientes son los bosques de pinares, la mayoría producto de repoblaciones llevadas a cabo en la segunda mitad del siglo XX y que han dado lugar a una variedad de especies de coníferas. En los valles se observan alamedas, mimbres y otras especies de árboles asociados a los bosques de ribera.

Bosques del PN de Sierra Nevada

En diferentes visitas al PN de Sierra Nevada he podido constatar la variedad de especies arbóreas que se manifiestan en las laderas de las montañas y en sus valles. Existen bosques de pinares, alamedas, castañares, encinares, robledales y bosques mixtos que en otoño ofrecen un cromatismo especial. Recuerdo especialmente algunos enclaves singulares como la Vereda de la Estrella, la Dehesa del Camarate, El Marquesado, El Castañar de Lanjarón, La Hoya del Portillo, La dehesa de San Juan, El robledal de Cáñar, el Robledal del Hornillo y árboles singulares como «El abuelo» un castaño centenario de la vereda de la Estrella, por citar algunos ejemplos.