Cerradas del PN Sierra de Castril

Las cerradas son estrechos cañones por los que circula un río o torrente temporal. En el PN Sierra de Castril (Granada), debido a la naturaleza caliza de los suelos hay varias cerradas espectaculares. La cerrada de la Magdalena, la de Lézar, la de la Peña de Castril y la de Túnez. Todas ellas constituyen, para mí un paisaje natural de primer orden, donde el agua y la roca son las protagonistas. En nivel de las aguas fluctúa proporcionalmente a las precipitaciones, siendo a comienzos de la primavera cuando suelen llevar más caudal.

El Poniente

La comarca del Poniente granadino presenta unos paisajes maravillosos y una naturaleza que merece la pena conocer y visitar. Está formada por dos áreas: la Comarca de Loja, históricamente extensible desde esta ciudad principal al entorno actual de vega inmediato (Salar, Huétor-Tájar, Villanueva Mesía, etc..) y por el norte hasta la Subbética Cordobesa, incluidos Zagra y Algarinejo; y la Comarca de Alhama, al sur, que ha unido históricamente la zona de los Llanos de Zafarraya y la cuenca del río Cacín, con la zona de El Temple.

Deshielo

Cuando la primavera llega a los valles, aún en las montañas continúan las bajas temperaturas que congelan el agua de las lagunas del PN de Sierra Nevada (Granada), sobre todo al anochecer. Pero, ese hielo que formaba un único bloque compacto comienza poco a poco a derretirse generando paisajes de gran belleza como el de la fotografía, que pude observar en la primavera del año 2011 en la laguna de las Yeguas.

Barranco del río Aguas Blancas

La Zona Especial de Conservación Barrancos del Río de Aguas Blancas se extiende por la cuenca superior del río Aguas Blancas, casi prácticamente desde el nacimiento de éste hasta la presa del Embalse de Quéntar, entre los macizos montañosos de Sierra Nevada, al sur, y las sierras de Huétor y Arana, al norte. El Nacimiento del río se ubica en un entorno serrano de gran biodiversidad y el rio, tras pasar varias áreas recreativas se contiene en el embalse de Quéntar que se llena con el aporte de agua que procede principalmente de los ríos Padules y Aguas Blancas.

La Vega de Granada

La Vega de Granada es una comarca de grandes valores naturales; pese ha estar compuesta por cuarenta y un municipios, entre ellos Granada capital, hay bellos rincones y lugares con paisajes naturales excepcionales. El relieve más característico es el de Sierra Elvira, una formación montañosa cercana a la ciudad de Granada. Pero la Vega se caracteriza por su llanura, generando un mosaico de cultivos que tradicionalmente se han dedicado al tabaco y la remolacha, de ahí que haya secaderos de tabaco en muchos lugares aún. En general destacan las plantaciones de choperas para la extracción de madera. Otro paraje asociado a la Vega es el embalse del Cubillas, que genera a su alrededor una importante biodiversidad, así como el Parque periurbano de la Dehesa de Santa Fe, donde hay un importante manantial de aguas termales.

Ríos del PN Sierra de Huetor

En el Parque Natural Sierra de Huetor (Granada) se originan varios manantiales que dan lugar a ríos de gran importancia como el Darro y el Fardes, los cuales mantienen un caudal activo durante todo el año. Otros arroyos, como río Bermejo se suelen formar en época de lluvias con un caudal intermitente. Son muchas las fuentes que brotan en este espacio natural y que sirven para refrescar al visitante en sus visitas. En el espacio natural no hay embalses (solo conocí la balsa del Cortijo de la Ermita) ni zonas acuáticas de gran envergadura y suele ser en invierno y principios de la primavera cuando los cauces llevan su mayor aporte de agua.

J

El embalse de Negratín

El embalse de Negratín está situado en la depresión de Baza, al pie del Cerro del Jabalcón, al noroeste de la provincia, junto a las localidades de Zújar, Freila y Cuevas del Campo. Se trata del embalse de mayores dimensiones de la provincia de Granada que genera un espectacular paisaje al estar rodeado por badlands y el desierto de Gorafe. En él vierten sus aguas ríos como el Guadiana Menor, Guadalentín, Castril, Guardal, Galera, Cúllar, Valcabra y Gallego. Hay varios puntos de observación (miradores) desde los que poder observar las cárcavas fusionándose con el agua.

Lagunas de Sierra Nevada

Visitar el PN de Sierra Nevada durante el deshielo me ha permitido descubrir preciosos paisajes de alta montaña, donde emergen lagunas en los valles rodeadas de las montañas más altas de la península. La falta de vegetación de porte arbustivo o arbóreo por encima de los 2.500 metros está compensada por la fabulosa biodiversidad que proporcionan las lagunas tras el deshielo que ofrecen agua y pastos para la fauna que se desplaza por la sierra en verano.

La Cala de la Rijana

Observar el mar es una de las experiencias más agradables que pueden disfrutarse en la Costa de Granada. La visita a las pequeñas calas y acantilados que aún conservan un estado poco alterado por la acción del hombre me ha permitido disfrutar de paisajes marinos, donde destaca el azul del mar y los agrestes acantilados que conforman este tramo de la costa andaluza. Me ha gustado especialmente contemplar los atardeceres y amaneceres como este de la cala de la Rijana (entre Calahonda y Castell de Ferro).

La Laguna (PN Sierra de Castril)

Hace ya un tiempo que tuve la oportunidad de visitar este paraje situado en los prados altos de Sierra Seca, dentro de los límites del PN Sierra de Castril (Granada). Al principio me impresionó por varias razones: las dolinas que hay a su alrededor, por su inhóspita ubicación y por esas aguas de poca profundidad pero de una transparencia enorme tras el deshielo. Esta ubicada en un entorno agreste, donde sopla el viento con fuerza y tan solo resisten algunos pinos bandera y los piornos de alta montaña.