El río Poqueira

El río Poqueira nace en la vertiente sur de Sierra Nevada, tras recibir las aguas del río Veleta, Mulhacén y Seco, se forma el río Poqueira que en su tramo más alto se denomina “Naute”. En su cabecera predomina el piornal, con escasos, pero muy bellos, pastos de alta montaña, conocidos popularmente como Borreguiles. Posteriormente y ya cerca de la localidad de Capileira, el río se cierra en un profundo barranco, dando lugar a bellos saltos de agua y un paisaje  que en otoño, con el cromatismo de la vegetación resulta inolvidable.

El río Lanjarón

El río Lanjarón nace en Sierra Nevada, del aporte de diversos nacimientos: laguna de Lanjarón, de Tajos Altos y del Caballo. Luego realiza un recorrido de unos 21 km en dirección nordeste-suroeste hasta su desembocadura en el río Dúrcal, cerca del embalse de Rules. En la fotógrafía puede apreciarse el tamaño de los túneles de nieve que se forman en la cabecera del río Lanjarón al comenzar el deshielo.

El río Monachil

El río Monachil nace en el pico Veleta, en plena zona de la estación de esquí. Un poco más abajo, antes de pasar por la localidad de Monachil circula por un paraje de gran belleza llamado Los Cahorros de Monachil, que es un desfiladero calizo-dolomítico que a su paso por esta zona discurre entre grandes paredes verticales de más de cien metros que forman un  lugar espectacular. Se trata de una zona muy frecuentada por escaladores y que en primavera alcanza su máximo esplendor con el deshielo ya que pueden observarse varias cascadas de gran belleza y abundante caudal.

El río Valdecasillas

El río Valdecasillas es uno de los que forman la cabecera del río Genil, situado a los pies del Mulhacén, en Sierra Nevada. Se trata de un arroyo de alta montaña, que nace en la Laguna de la Mosca y baja precipitadamente formando bellas cascadas a su paso. En la fotografía puede verse el sector del río que baja recién nacido por el valle alto Geníl.

Los lavaderos de la reina

Los Lavaderos de la Reina es el nombre que toman las fuentes del nacimiento del río Maitena, situado en el parque nacional de Sierra Nevada, en el término municipal de Güejar Sierra. Se trata de una zona que presenta un espectacular deshielo con la llegada de la primavera y que ofrece al visitante prados de alta montaña, borreguiles y lagunas salpicadas de grandes neveros en deshielo que originan cascadas y saltos de agua que embellecen este lugar situado bajo los Tajos negros de Cobatillas.

Monumento natural nacimiento de río Frío

La espectacularidad del Nacimiento del río Frío, que vierte sus aguas en el arroyo Salado y desemboca en el Genil, está en la fuerza de las aguas de su acuífero, que en época de abundantes precipitaciones deja escapar más de un millar de litros por segundo. Es un ecosistema único donde las corrientes subterráneas mantienen las aguas a temperaturas constantes -14 grados en cualquier época del año-, que lo convierten en un paraíso para aves, anfibios o mamíferos. Este hermoso enclave está rodeado además de grandes higueras y vegetación acuática y representa un ecosistema único, favorable además para las piscifactorías de truchas y esturiones que se encuentran aguas abajo.

Cascada de la Viña

Situada en la localidad del mismo nombre, perteneciente al municipio de Algarinejo, en el poniente granadino. El entorno está formado por bosques de encinas y pinos. Su caudal es variable en función de la época de lluvias. Se trata de un salto de agua denominado popularmente “El Zurreón” (diferente del de Algarinejo). El paraje está situado a 680 metros sobre el nivel del mar. Rodeado de las sierras de la Chanzas y de Ojete. Al sur limita con la Sierra de la Martilla y el embalse de Iznájar, que es donde va a terminar desembocando este arroyo.

Los infiernos de Loja

Se localizan en la rivera sur del Genil,  junto a la localidad Loja, en la Comarca del Poniente granadino. Se trata de un paraje declarado como monumento natural ya que alberga una gran cantidad de flora y fauna, así como elemento de carácter paisajístico y geológicos de gran valor. Es pues, un lugar especial, donde llama enseguida la atención el estruendo de las aguas, ya que unas enormes cascadas en forma de cola de caballo se precipitan por los tajos de más de veinte metros que tienen este tramo del río Geníl. Estas aguas, provienen de los manantiales  del Manazanil, Terciado y Frontil, que son surgencias de parte del acuífero de la Sierra de Loja. En la actualidad se está depositando carbonato cálcico (travertinos) sobre los vegetales bajo la cascada, lo que da lugar a formaciones caprichosas en las verticales paredes rocosas.

El embalse del Portillo

El embalse del Portillo es un paraje situado cerca de la localidad de Castril de la Peña, al norte de la provincia de Granada. Forma parte del espacio protegido Sierra de Castril, llenando su cauce  principalmente el río Castril. Su ubicación, a los pies de las agrestes sierras de Castril y Empanadas, al oeste, y Sierra Seca al este, hacen que sus aguas estén rodeadas de fuertes pendientes y de una frondosa vegetación y que contenga un elevado número de especies de aves acuáticas Pero el animal más emblemático del parque, y sin duda más difícil de ver es la nutria.

Ríos del PN Sierra de Castril

El río Castril es el eje vertebrador del PN de la Sierra de Castril. Su nacimiento es un paraje singular, donde el agua mana de las grietas de un cortado rocoso. Debido a la estructura del suelo de esta sierra: rocas calizas y sedimentarias, cuando el agua se va acumulando en el subsuelo y llega al nivel de las fisuras de las rocas, sale por dichos orificios. Pero el río Castril se va alimentando de arroyos de alta montaña como el de Túnez, la Magdalena o el Buitre. En su curso, el río muestra una altísima pureza en sus aguas hasta desembocar en el embalse del Portillo, junto a la localidad de Castril.