Dentro del Parque Natural de las Sierras de Alhama, Tejeda y Almijara, en el término municipal de Otívar, se sitúa este paraje donde, debido a la acción del agua y su escarpado desnivel, son frecuentes los saltos de agua. Uno de los arroyos que se originan en este lugar es el de Chortales. Estas cascadas están ubicadas en un paraje de gran belleza paisajística, donde la riqueza botánica y la presencia de una población de cabra montés (Capra pyrenaica ssp hispanica) ayudan a potenciar su atractivo natural.