Uno de los mamíferos que he podido observar más frecuentemente en el PN Sierra de Huetor ha sido la ardilla roja. Es una especie abundante con gran capacidad para trepar por los árboles e incluso saltar de una a otra rama. En ocasiones he podido ver a varios ejemplares jugando y realizando juegos de persecución. Se muestran huidizas al hombre, pero si se observan con tranquilidad pueden dejarse ver unos minutos. Esta fotografía pertenece a un ejemplar que se hallaba en el área de los Peñoncillos.