En diferentes rutas realizadas por las altas cumbres de Sierra Nevada he podido observar diferentes tipos de invertebrados que se dejan ver como las mariposas, entre ellas la famosa Apollo de Sierra Nevada, o libélulas en las charcas y acequias del Parque.

También especies endémicas adaptadas a la vida en altura como la chicharra de montaña. Pero si por algo destaca Sierra Nevada es por poseer una gran cantidad de endemismos entre sus invertebrados y este es uno de los alicientes para seguir subiendo a las cumbres y tratar de descubrir el ir y venir de estas especies tan singulares.

A continuación publico una galería con algunas de las escenas que he podido fotografiar hasta el momento.