Cerca de la localidad de Alhamedilla (Granada), existen zonas donde se han preservado afloramientos de rocas volcánicas que se depositaron en su día bajo el mar y que posteriormente, por procesos tectónicos, han sido levantadas hasta la situación actual. Estas estructuras son un típico producto de emisión submarina de lavas.

Suelen presentarse bajo la forma de coladas normalmente superpuestas que llegan a alcanzar grandes espesores. Cuando la lava entra en el mar, o bien se produce una erupción submarina, la lava endurece rápidamente dando lugar a unas formas típicas alargadas de forma almohadillada por lo que se las conoce también como Pillow Lavas en el argot geológico, que presentan un corte transversal circular con fracturación típicamente radial.  Actualmente hay lugares en el mundo donde se están produciendo procesos similares, aunque no siempre son fáciles de detectar debido a que se producen bajo el mar. La visita a este paraje es una manara muy gráfica de imaginar cómo se fue transformando el suelo debido a los procesos de vulcanología submarina que azotaban esta zona del Geoparque. Acompaño a continuación una galería de imágenes donde se aprecian las formas características de este tipo de rocas que, curiosamente se detectan cerca de la carretera.