En diferentes visitas al PN de Sierra Nevada he podido constatar la variedad de especies arbóreas que se manifiestan en las laderas de las montañas y en sus valles. Existen bosques de pinares, alamedas, castañares, encinares, robledales y bosques mixtos que en otoño ofrecen un cromatismo especial. Recuerdo especialmente algunos enclaves singulares como la Vereda de la Estrella, la Dehesa del Camarate, El Marquesado, El Castañar de Lanjarón, La Hoya del Portillo, La dehesa de San Juan, El robledal de Cáñar, el Robledal del Hornillo y árboles singulares como “El abuelo” un castaño centenario de la vereda de la Estrella, por citar algunos ejemplos.