En el Geoparque de Granada, entre la localidad de Gorafe y los Baños de Alicún de las Torres, puede divisarse junto a la carretera una discordancia angular (termino geológico que describe una discontinuidad estratigráfica en la que no hay paralelismo entre los materiales infra y suprayacentes). Es un excelente ejemplo de cómo el paisaje, controlado por la geología, permite la interpretación de la historia de la Tierra.