Cerca de la localidad de Galera se pueden visitar estas formaciones rocosas, se trata de singulares estructuras geológicas cuyo nombre proviene del griego “paleo” (antiguo) y “sismo” (por el fenómeno que las originó: los terremotos). La primera vez que acudí a este paraje no fui capaz de localizarlas, pero en una segunda visita a la zona encontré el barranco donde yacen estas curiosas formaciones en forma de “ensaimadas” que afloran en el terreno recordando algunos de los efectos que los terremotos han producido en el pasado.