Cada vez que paseo por el espacio natural de la Sierra de Huetor y sobre todo en verano, me llaman la atención la variedad de reptiles y anfibios que habitan este territorio. Hay en el centro de interpretación de Puerto Lobo una charca naturalizada para explicar el desarrollo de especies de anfibios como la rana y el sapo común. Los reptiles son muy abundantes, especialmente las lagartijas (hay varias especies: ibérica, colilarga y cenicienta) y lagartos ocelados que destacan por sus vivos colores. También he observado especies de ofidios como la víbora hocicuda, la culebra de Cogulla o la Culebra lisa meridional.