Hay periodos del año, donde se producen gran cantidad de estrellas fugaces en determinadas noches. Esto es debido a que las partículas desprendidas de cometas y asteroides cruzan la atmósfera terrestre de forma más o menos cíclica. De hecho, cada lluvia de estrellas suele tener un lugar en el cielo desde donde parecen partir la mayoría de meteoros; este lugar se denomina «radiante«. En la imagen puede verse la lluvia de las Cuadrántidas del año 2019 desde el Altiplano de Granada.