En la visitas al PN de Sierra Nevada he tenido la oportunidad de tener encuentros con varias especies de mamíferos aunque hay una que se distancia con las demás en número de avistamientos: la Cabra montés. Los encuentros con las monteses se producen en diferentes escenarios, sobre todo en la estación estival, donde algunos ejemplares muestran cierta confianza a la presencia humana. En los avistamientos de cabras monteses suelen aparecer pequeñas manadas y en ocasiones algunos individuos que vagan más solitarios. Desde luego que cualquier encuentro con la especie, especialmente si se trata de un ejemplar adulto con gran cornamenta, es un recuerdo fabuloso.