Hay varios ríos en la provincia de Granada donde habita la trucha común, que es una de las especies más singulares de este tipo de habitad. Vive en los tramos altos de los ríos y arroyos de montaña, aguas frías, oxigenadas y sin contaminación, con temperaturas de menos de 20 grados centígrados. Su presencia es un indicador de las óptimas condiciones de un río. El río Castril, el Fardes, el Genil o el río Trevélez son algunos en los que puede observarse este pez de agua dulce. Otro caso diferente es el de la Trucha arcoiris que es parecida pero no es una especie autóctona de estos parajes.