El mar de nubes hace referencia a una acumulación de nubes bajas que, observadas desde un punto elevado, dan la sensación de un mar. El mar de nubes abarca a veces grandes extensiones en la horizontal, aunque no suele tener un grosor considerable. Este fenómeno atmosférico suele generarse con tiempo frío, humedad, estabilidad atmosférica y cielos despejados, se precisa, por un lado, de bajas temperaturas y mucha humedad en superficie y, por otro, de un tapón en altura que impida a las nubes «escapar» y desarrollarse verticalmente. En la fotografía puede verse un Mar de nubes rodeando las cumbres de Sierra Elvira (Granada).