En el Parque Natural de las sierras de Alhama, Tejeda y Almijara, situado en el límite fronterizo entre las provincias de Granada y Málaga, podemos visitar varios espacios acuáticos de gran belleza y diversidad paisajística. En esta entrada voy a mencionar algunos de los que he podido visitar (básicamente en el sector granadino). El río Alhama, el río Verde, el río Cacín y el río Cebollón son los ríos que tienen más protagonismo en este sector del Parque.

El Río Verde se nutre de los barrancos de los Chortales y del rio Madroñales que hacen discurrir el agua por espectaculares cascadas  de gran envergadura hasta llegar al paraje conocido como “las Juntas“.

Lo que más me llamó la atención es el color verde esmeralda del agua en este tramo del río, así como la garganta fluvial que puede contemplarse en la zona de las juntas. La Cascada de los Árboles petrificados y la cascada de los “Caños cruzados” son algunas de las de mayores proporciones, así como las cascadas de Funes, que en época de lluvias aumentan su caudal haciendo de este paraje un lugar paradisiaco. Las cascadas se encuentran en un área de travertinos, lo que les confiere unas texturas particulares.  Otras zonas acuáticas cercanas al Parque y que ofrecen una gran belleza paisajística son el embalse de Bermejales y el de Alhama que albergan muchas especies de aves acuáticas. Un punto de observación interesante es la zona alta de los Tajos de Alhama, con vistas espectaculares, sobre todo en otoño al cauce del río Alhama, que se forma desde la presa del río hasta el balneario de  localidad de Alhama de Granada.

El Embalse de los Bermejales está situado al suroeste de la provincia de Granada,  en el municipio de Arenas del Rey, al pie de la Sierra de Játar. Se trata de un paraje muy atractivo ya que está en una zona rural, con varios accesos,  que hacen cómoda la visita. Las vistas  a las principales cumbres del Parque natural de las sierras de Alhama, Tejeda y Almijara son uno de los alicientes a nivel paisajístico.  Una de las panorámicas más interesantes se encuentra, en la misma carretera de bajada al embalse, desde Agrón. Es conveniente pararse en el cruce hacia Jayena y Fornes. Desde aquí hay unas vistas inmejorables del embalse, con Sierra Tejeda de fondo. Las vistas al embalse son espectaculares en primavera cuando el verde predomina en el paisaje, aportando al paisaje el color azul intenso de sus aguas. También son espacios singulares los cortados rocosos que hay tras la presa , llamados Tajos del río Cacín. A continuación comparto una galería de imágenes realizadas en diferentes lugares y años.