En primavera, caminar por las sendas y pistas forestales del parque Natural de la Sierra de Huetor ofrecen la oportunidad de observar flores que emergen en los bordes de los caminos, en los pequeños prados y en el sotobosque, bajo el denso manto de pinares. En el mes de febrero suelo observar plantas aromáticas en floración como el romero y el amarillo intenso de las aulagas; en el mes de marzo las primeras orquídeas silvestres, en Abril los narcisos de pinar y finalmente, las rosadas peonías, el azul de los piornos y el rojo de las amapolas me recuerdan que estamos en el mes de Mayo y que la estación del verano se acerca.