En varias de las jornadas de campo llevadas a cabo en el Parque Natural Sierra de Castril, he tenido la oportunidad de observar varias especies de aves. La orografía escarpada y caliza de este espacio le confiere un habitad especialmente idóneo para las aves rapaces.

Capaces de surcar profundos barrancos, grandes águilas y buitres planean sobre los cortados rocosos en un ir y venir en busca de sustento. La proximidad con las sierras de Cazorla, Segura y las Villas le otorgan una ventaja en cuanto a la presencia y paso de aves rapaces que también habitan ese gran espacio natural andaluz. En mis primeras jornadas de observación y fotografía recuerdo subir a escarpadas cornisas desde donde observar como dibujan sus vuelos sobre las cumbres nevadas del espacio Natural, unas veces en grupo y otras individuos solitarios que aportan esa atmósfera de vida salvaje a esos rincones serranos. Es difícil olvidar el imponente silbido que, tras su paso, dejaban en mis oídos sus grandes alas.

Además de buitres leonados, he observado en varias ocasiones al quebrantahuesos volando en libertad nuevamenete en la sierra de Castril. Pero, además de estas dos especies carroñeras, también surcan sus cielos y habitan sus cortados rocosos especies como el águila real, el aguililla calzada, la culebrera europea y el cernícalo vulgar. Además de las rapaces son de gran belleza y singularidad el martín pescador y el mirlo acuático que suelen verse en el cauce del río Castril. El embalse del Portillo es un habitad ideal para aves acuáticas como el ánade real, la focha común o la garza real. Los córvidos y las aves forestales frecuentan los bosques de pinares y los roquedos. A continuación adjunto fotografías que muestran algunas de las escenas que tienen como protagonistas las aves de este espacio natural.