Cerca de la localidad de Alhamedilla (Granada), existen zonas donde se han preservado afloramientos de rocas volcánicas que se depositaron en su día bajo el mar y que, posteriormente, por procesos tectónicos, han sido levantadas hasta la situación actual. Estas estructuras son un típico producto de emisión submarina de lavas. La visita a este paraje es una manara muy gráfica de imaginar cómo se fue transformando el suelo debido a los procesos de vulcanología submarina que azotaban esta zona del Geoparque de Granada. En la fotografía puede verse un fragmento de este curioso afloramiento.