La luz de la Luna puede iluminar el paisaje de muchas maneras, dependiendo de la fase en que se encuentre , del ángulo con el que incida su luz y del tipo de superficie sobre la que se refleje. La imagen que acompaño me proporcionó una visión singular de este fenómeno. En esta ocasión la nieve de las cumbres de Sierra Nevada captaron los cálidos rayos de la puesta de Luna., cuando la Vía Láctea se percibía con claridad gracias a los limpios cielos de este Parque nacional.