Este verano 2017 he dedicado una noche a observar las Perseidas, en esta ocasión he elegido una ubicación cercana a mi casa. La luz de la luna ha permitido que el valle del río Darro (Parque Natural Sierra de Huetor) quedara bien iluminado, dando la sensación de ser casi de día. La cámara de fotos ha captado 27 meteoros lo que me ha parecido un buen número de estrellas fugaces, algunas de ellas de gran tamaño.