Las lluvias de estrellas se producen cuando los restos de un cometa atraviesan la atmósfera terrestre, siendo noches en las que se ven más meteoros de lo normal. Se trata de partículas de polvo del tamaño aproximado de un grano de arena que deja el cometa Swift-Tuttle en su órbita alrededor del Sol. En el verano del año 2015 pude registrar en una composición fotográfica, las 21 estrellas fugaces que surcaron el cielo del Parque Nacional de Sierra Nevada durante una noche completa. En la fotografía puede verse la silueta del pico Veleta y del Mulhacén.